Cómo convertirte en un diseñador de interiores exitoso no tiene respuesta fácil, ya que requiere mucho trabajo y dedicación junto con alguna habilidad de mercadeo; aún así, si tienes la pasión, puedes superar todos los desafíos y seguir tus sueños con facilidad.

Primero debes comprender que, ¿qué hace un decorador de interiores? El rol principal del trabajo de un decorador de interiores es diseñar un modelo para el espacio de vida y de trabajo y luego crearlo después de sancionar el plan del cliente. O el decorador es un profesional independiente o puede trabajar con una empresa. Es posible que algunos diseñadores prefieran trabajar con los espacios residenciales, mientras que otros están especializados en crear diseños comerciales. Educarse más y más puede abrir muchos aspectos posibles para ti; por lo tanto, puedes entender tu especialización y empezar a trabajar entonces.

Cómo convertirte en un diseñador de interiores exitoso

Aquí, en este artículo, te daré algunos consejos sobre cómo convertirte en un diseñador de interiores exitoso.

Obtener un título o certificación

Aunque no es imprescindible; necesitas tener un título para convertirte en un diseñador de interiores; aún así se recomienda que obtengas un título por tu propio bien. Es posible que no tengas tanta experiencia trabajando como freelance y que no tengas el capital para comenzar tu propia empresa de diseño; así que para trabajar como diseñador en una empresa necesitas tener un título. Después de obtener la experiencia requerida, puedes comenzar tu carrera como freelancer.

Hay muchas universidades que te ofrecen una serie de temas como teoría del color, comunicación gráfica, dibujo asistido por ordenadores, etc; no elijas todos a la vez, ve despacio y tómate tu tiempo para llegar a la cima. La educación pulirá tu talento y también puede abrir tu mente a nuevas ideas.

Entrena tus ojos para elegir lo mejor

Es aconsejable entrenar sus ojos para elegir lo mejor y obtener conocimientos prácticos tanto como puedas. Es posible que tengas un gran gusto en interiores; aún así, no importa a dónde vayas, echa un vistazo a la habitación; sigue practicando en tu mente lo que se verá bien en esa habitación; qué elemento no va con la habitación y cómo puede alterar las cosas para cambiar el aspecto completo de la habitación.

Este tipo de prácticas son necesarias solo para mejorar tu conocimiento; también puedes empezar a leer revistas y buscar más ideas en Internet.

Crea tu cartera y crea contactos

La competencia es dura; para que los clientes conozcan tu negocio, debes ser proactivo al tiempo que anuncia tus habilidades. Hay muchas formas de hacer que tu negocio sea visible, pero inicialmente, puedes crear una cartera de tus diseños y mostrarla a los clientes potenciales. Si esto significa que tienes que trabajar como asistente, entonces no lo dudes.

Pide a tus clientes que recomienden tu trabajo a otros y, obviamente, obtén referencias lo más que puedas. Construir contactos puede ayudarte con muchos más clientes.

Practica mucho, toma proyectos pro bono

Si estás pensando en obtener empleos pagados desde el principio, eso sería un problema; ya que los clientes siempre quieren diseñadores de interiores que tengan experiencia en sus campos. No es posible que puedas ganar experiencia con solo aprender los libros o buscar en Internet; necesitas hacer algo de práctica, por lo que se recomienda que vaya a algunos proyectos pro bono.

Puedes comenzar por diseñar tu hogar o puedes ofrecer tus servicios a amigos o familiares, incluso a algunas organizaciones sin fines de lucro. Una vez que adquieres experiencia de las prácticas y la gente está satisfecha con tu trabajo, puedes pedirles referencias y, por lo tanto, puedes esperar trabajos remunerados.

Aprende todo lo que puedas

Decorar no significa que solo tú pueda decorar una habitación con cosas hermosas, también debes tener en cuenta las adversidades. Hay muchos factores importantes que requieren tu atención, como la toxicidad del material que estás utilizando, si los materiales son inflamables o no, así como también necesitas conocer la condición climática del lugar del cliente.

Para entender esto, necesitas aprender mucho, estar dedicado a tu trabajo; una revisión negativa puede ser un alto riesgo al construir tu buena voluntad.

Trabajar como decorador de interiores no solo viene con dinero en efectivo después de completar un proyecto, sino que también viene con la satisfacción de que has creado un lugar hermoso para el cliente y está contento con él.