Cómo decorar un apartamento alquilado es posible. Vivir en un apartamento tiene muchos beneficios. Para empezar, no te estás endeudando con una hipoteca y no eres responsable de grandes multas de mantenimiento. Sin embargo, una de las mayores desventajas de alquilar un apartamento es que la mayoría de los contratos de arrendamiento restringen a los inquilinos a realizar cambios permanentes en el espacio.

Desde pintar paredes hasta poner clavos en ellas, cualquier cosa que el arrendador no le dé luz verde puede meterte en agua muy caliente.

Cualquier habitante de apartamentos que no quiera sacrificar su renta por el estilo o viceversa todavía tiene muchas opciones de decoración temporal a su disposición. Mejor aún, puede adaptar estas opciones a sus preferencias personales de estética y decoración.

Cómo decorar un apartamento alquilado

Si vives bajo un contrato de arrendamiento restrictivo y opciones aparentemente limitadas, sigue leyendo para descubrir cómo decorar un apartamento alquilado.

Cómo decorar un apartamento alquilado

Papel tapiz temporal

Una de las principales tendencias de decoración en este momento es crear una pared llamativa con papel tapiz audaz y estampado. Esta tendencia es perfecta para cualquier persona que viva en un apartamento, ya que hay una gran variedad de fondos de pantalla temporales en el mercado. Puedes elegir un patrón llamativo o un color agradable para usar en una habitación completa, una pared o incluso como un elemento destacado en un área pequeña como un rincón de la oficina.

Antes de comenzar a pegar papel tapiz removible en las paredes de tu apartamento, asegúrate de que las paredes sean adecuadas para él. Los que tienen yeso suelto o tienen mucha textura pueden hacer que se formen bolsas de aire mientras lo instalas. Cuando esto sucede, el fondo de pantalla a menudo se ve burbujeante y poco profesional en lugar de elegante y con estilo. Aplica tu papel de a las paredes lisas y tendrás una decoración temporal que se ve muy bien y es fácil de quitar.

Mostrar ilustraciones en superficies planas

Las piezas de arte enmarcadas son la manera perfecta de personalizar tu hogar con sus gustos únicos, pero colgarlas en las paredes con clavos es la manera perfecta de despedirte de tu depósito de seguridad. Recibe tu depósito al final de tu contrato de arrendamiento buscando en tu apartamento todos los lugares que pueden exhibir tu arte de manera tan efectiva como colgarlo en una pared.

Mientras mira alrededor de tu espacio, usa tu imaginación. Las estanterías empotradas, las encimeras vacías, los alféizares grandes de las ventanas, las mesas y los escritorios son excelentes áreas que podrían obtener algunas obras de arte bien ubicadas. Muchas personas incluso están apoyando obras de arte más grandes en el piso como una declaración minimalista de estilo.

Si no puedes encontrar opciones viables, invierte en escaleras decorativas, estanterías o centros de entretenimiento como galerías improvisadas para tu arte.

Crea marcos de cinta

Nadie dijo nunca que los marcos debían estar hechos de madera antigua o metales pesados. Aún puede tener una elegante galería en su apartamento utilizando cinta washi para enmarcar tus apreciadas fotos familiares y tus estampados favoritos. La cinta Washi viene en una infinidad de colores y diseños, lo que te permite crear el estilo que deseas en tu apartamento. Extiende la regla para asegurarte de colocar la cinta recta y no dudes en ser creativo con las formas de tus marcos.

Si no estás interesado en la apariencia de bricolaje de una pared de galería de cinta washi, puedes encontrar formas alternativas de colgar marcos que no dañen las paredes. Si tiene una moldura fuerte alrededor de la parte superior de las paredes que no alcanza el techo y crea un estante pequeño, invierte en ganchos en S y cuerdas decorativas. Luego puedes colgar las imágenes enmarcadas de la cuerda y crear una pared de galería única. También puede usar ganchos de pared extraíbles o velcro que le permitirán colgar tus imágenes y se despegarán fácilmente cuando sea hora de moverte.

A pesar de las limitaciones en un contrato de arrendamiento tradicional, cualquier inquilino tiene opciones para decorar si estás dispuesto a pensar fuera de la caja. Ten en cuenta que la decoración elegante va más allá de lo que está en tus paredes. Puedes arreglar tu espacio fácilmente con cojines, alfombras, cortinas y plantas bien elegidos. Y si todo lo demás falla, nunca está de más preguntarte al arrendador si puedes pintar ese color de pared verdaderamente atroz o hacer agujeros en los clavos cuando te mudes.