¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de una buena noche de sueño en tu dormitorio? Si estás tardando demasiado en responder esta pregunta, podrías ser el momento de renovar y seguir estos consejos sobre cómo insonorizar tu dormitorio gastando poco.

Varios factores, incluido el tamaño de tu cama y el color de las paredes de tu dormitorio, podrían afectar tu sueño tranquilo. O simplemente podrías molestarte con los numerosos sonidos ambientales que se asoman a tu dormitorio.

Aquí está la cosa: lo último que deseas es escuchar música a todo volumen desde el apartamento de tu vecino mientras intentas quedarte dormido. O tal vez tu casa esté ubicada en una calle muy transitada que recibe mucho tráfico incluso a la hora de acostarte.

También podrías ser tu pareja viendo su documental favorito sobre crímenes reales en la televisión mientras luchas por dormir. Independientemente de la fuente y el tipo de sonido, no será bienvenido en tu dormitorio.

Cómo insonorizar tu dormitorio gastando poco

Por lo tanto, si has estado luchando por dormir unas horas cada noche, es hora de considerar aprender cómo insonorizar tu dormitorio. Pero cada vez que alguien menciona la insonorización, es posible que ya estés imaginando una reforma completa de stu espacio habitable existente.

Pero aquí está la cuestión: a menos que estés construyendo un estudio de música en tu casa, la insonorización no tiene por qué ser costosa.

Sin más preámbulos, echemos un vistazo a algunos trucos efectivos y asequibles para insonorizar tu dormitorio.

Céntrate en la puerta

Los huecos y grietas en la puerta de tu dormitorio podrían ser una de las principales razones por las que los sonidos del mundo exterior llegan a tus dormitorios. Para empezar, verifica y repara cualquier espacio debajo de la puerta. Instala un barrido de puerta de calidad comercial hecho de goma para sellar este espacio.

Además, usa burletes para sellar cualquier espacio en el costado de la puerta. Si estás dispuesto a gastar unos euros adicionales, podría ser una buena idea considerar reemplazar la puerta. Esto es particularmente crucial si tu dormitorio tiene una puerta de núcleo hueco que está rellena de plástico o cartón en el interior.

Cambiar el suelo

El piso de madera en tu dormitorio puede ir muy bien con la decoración de temática rústica en general. Sin embargo, también proporciona una superficie para reflejar cualquier sonido no deseado que ingrese a tu dormitorio. Esto, a su vez, podría amplificar cualquier ruido y evitar que duermas bien por la noche.

Una solución simple es reemplazar los pisos de madera o baldosas con pisos de alfombra. Las alfombras pueden ser de gran ayuda para absorber los sonidos ambientales y también son más fáciles para tu billetera. Además, pueden cambiar instantáneamente la apariencia de tu dormitorio.

Reorganiza tus muebles

Esta es la forma más sencilla y económica de mantener a raya el ruido no deseado durante la hora de dormir. Todo lo que tienes que hacer es aumentar la absorción del sonido reorganizando estratégicamente los muebles de tu dormitorio. La clave es colocar muebles pesados de madera, como una cómoda o una estantería, cerca de las paredes exteriores. Estos muebles absorben el ruido que se filtra desde el exterior y te permiten disfrutar de un sueño ininterrumpido. Este también es un buen momento para cambiar la posición de la cama para que no se coloque contra una pared que dé al pasillo o al aire libre.

Ten cuidado con el reflejo del ruido

Las superficies duras, como las paredes sólidas, los pisos de madera y los techos de tu dormitorio, reflejan el sonido, amplificando así el ruido general. Por eso es una buena idea cubrir estas superficies para minimizar los reflejos.

Cuando se trata de suelos, la solución más sencilla es cubrirlos con alfombras o tapetes gruesos. Del mismo modo, puedes cubrir el techo con una alfombra de pelo largo o incluso nubes de espuma para aumentar la absorción del sonido. En cuanto a las paredes, puedes elegir entre una amplia gama de opciones, que incluyen papel tapiz insonorizado y alfombras textiles de goma.

La insonorización de tu dormitorio no tiene por qué ser engorrosa y costosa. Concéntrate en los elementos clave de la habitación que se pueden usar para bloquear o absorber el ruido no deseado utilizando las técnicas mencionadas anteriormente. ¡Y eso es todo! Ya está todo listo para quedarte dormido en  tu dormitorio.