Los consejos para cambio de casa aseguran una nueva experiencia más emocionante. Ya sea tu primer apartamento, cambiar a una casa más grande en una ciudad nueva o reducir tu tamaño a un espacio limitado durante cada mudanza es excepcional y también se vuelve difícil.

Después de mucho tiempo, es posible que hayas cambiado todas tus cosas de un lugar a otro. Incluso podrías haber olvidado el proceso y lo abrumador que podría ser.

Consejos para cambio de casa seguro

Aquí hay una lista de consejos para cambio de casa seguro.

consejos para cambio de casa

Realiza una limpieza

Saber por dónde empezar podría ser una tarea desalentadora cuando te mudas a casa con la ayuda de los motores y empacadores. Para simplificarlo, trata de llevar menos productos, ya que requiere un espacio y tiempo mínimos durante el proceso. El buen lugar para comenzar es alejarse de todo lo que ya no deseas emplear.

Artículos como ropa de cama, ropa vieja, muebles, adornos, plantas, artículos de despensa, etc., no han sido tocados por mucho tiempo. Al tirar los artículos viejos y sin usar de tu hogar, obtendrás un viaje tranquilo y un nuevo comienzo.

Desmonta de los muebles

Desmonta tus muebles y tus otras partes que salen rápidamente para que no quieras usar mientras cambias de casa. Esta tarea incluso proporcionaría mucho espacio y es fácilmente movible. Mantén todos los accesorios extraíbles, como pernos o tornillos, de los muebles desmontados y colócalos en un recipiente transparente o una bolsa de plástico.

Ahorra algo de espacio

Desmonta tanto como sea posible y une productos más pequeños que probablemente desaparecerían cuando se empacaran en una caja más grande. Emplea bolsas selladas al vacío para artículos como toallas, sábanas, ropa que no usa con frecuencia, etc. Utiliza maletas, cestas y contenedores de ropa empacando lo que pueda poner dentro de ellos. Evite empacar sus preciosos productos o cualquier mueble dentro de ellos, como cajones o armarios donde puedan perderse o dañarse.

consejos para cambio de casa

Empaca tus artículos o platos en posición vertical

Empacar artículos de cocina es una tarea muy tediosa y frágil. Apila los artículos como tazones y platos verticalmente, usa toallas de papel o paños, material para dividirlos para que nunca se rompan. Trata de evitar el empleo de periódicos, ya que esto podría ensuciar y manchar los platos.


Relacionado: 10 errores que debes evitar en una mudanza

Toma fotografías

Cuando necesites recordar cómo se guardaban tus muebles en tu antigua casa, toma fotos de los muebles antes de desmontarlos si deseas repetirlos con un diseño similar. Esto también le proporcionaría una idea de volver a colocar los muebles juntos. Toma fotografías de tus acordes y aparatos electrónicos para ayudarte a recordar dónde pertenecen todos los cables.

Equilibra el peso

Empaca productos grandes en la parte inferior y productos más ligeros arriba. Empacar artículos más pequeños en cajas grandes y productos enormes en cajas móviles más pequeñas facilitaría el transporte y el desplazamiento. Por lo tanto, trata de evitar las cajas de embalaje más grandes que 20 kilogramos.

Etiqueta y enumera los productos

Siempre etiqueta las cajas con su contenido, ya que esto te ayudaría a largo plazo si estás buscando un artículo en particular. También es útil producir una lista de inventario individual que detalle el número de la caja y los contenidos para tener como respaldo.

consejos para cambio de casa

Embalaje habitación por habitación

Empaca una habitación individual a la vez, juntando todas las cajas para cada habitación. Sigue empacando la habitación más utilizada al final, como tu cocina y dormitorio.

Considera la primera noche

Puedes sentirte agotado después de cambiar tu hogar cuando no empleas la ayuda de la mudanza. Por lo tanto, asegúrate de que todo lo que quieras sentir en tu nueva casa en tu primera noche sea de fácil acceso. Considera empacar un kit individual para la primera noche que contenga toallas, ropa de cama, artículos de tocador y ropa para todos los miembros de la familia.

Reubica de forma segura

Nunca empaques productos peligrosos como inflamables, corrosivos, explosivos, tóxicos, espontáneamente combustibles, reactivos al agua u oxidables. Ten especial cuidado al empacar artículos afilados y asegúrese de que no estén arrancando cajas. Cada caja debería poder cerrarse y finalmente pegarse con cinta adhesiva de manera segura.