Una de las mejores opciones para las personas mayores es conservar la capacidad de permanecer en sus hogares el mayor tiempo posible. De lo contrario, pueden conseguir cuidadores o irse a vivir con sus hijos. En cualquier caso, necesitarán una habitación propia que esté bien diseñada y cuente con todas las comodidades que necesitan para desenvolverse con seguridad y facilidad. Así que tú necesitarás algunos consejos para crear el dormitorio perfecto para personas mayores.

Consejos para crear el dormitorio perfecto para personas mayores

Si te preguntas cómo hacerlo, aquí tienes algunos consejos para crear el dormitorio perfecto para personas mayores.

Invierte en una cama adecuada

Las personas mayores necesitan una cama adecuada para que les resulte más fácil entrar y salir de ella. Una cama normal puede ser demasiado alta o baja, lo que aumenta el riesgo de que se caigan. Por eso, las camas ajustables pueden ser la opción perfecta, ya que son muy útiles para las personas mayores y aportan muchos beneficios. Pueden ayudar a aliviar los dolores corporales, reducir los síntomas de la fibromialgia, prevenir el reflujo ácido y aliviar los síntomas del síndrome de las piernas inquietas mediante el masaje.

Además, las camas ajustables pueden subirse y bajarse para facilitar que las personas entren y salgan de la cama sin lesionarse.

Aprovecha la tecnología

La comunicación es muy importante para cualquier persona mayor que viva en casa. Puedes darles un teléfono inteligente fácil de usar, para que puedan comunicarse contigo o con sus amigos cuando lo necesiten. De este modo, estarán en contacto con todos mientras permanecen en casa.

Los relojes inteligentes también son beneficiosos porque pueden proporcionar notificaciones periódicas, como cuándo deben tomar la medicación o el estado actual de su ritmo cardíaco.

Una cámara de seguridad, por ejemplo, puede servir para vigilar a las personas mayores que requieren asistencia constante.

Instala la iluminación adecuada

A medida que envejecen, los ojos de los ancianos se vuelven frágiles, lo que hace que les resulte más difícil moverse. Por eso, a la hora de diseñar su dormitorio, hay que prestar atención a aportar la luz adecuada, para que les resulte más fácil ver. La mejor manera de hacerlo es dejar que entre la luz natural, apartando las cortinas y dejando que el sol ilumine la habitación.

Si el espacio no tiene muchas ventanas, debes colocar una o dos lámparas de cabecera. Evita el uso de lámparas de techo, ya que pueden afectar a la vista de los ancianos a largo plazo. En su lugar, opta siempre por opciones de iluminación más brillantes que hagan la habitación más luminosa y segura para que puedan desenvolverse con facilidad.

Crea un espacio de descanso

A las personas mayores les encantan los espacios de descanso, como un rincón de la habitación o los balcones, para tomar su té mientras leen el periódico o un buen libro. Les gusta contemplar la naturaleza por las tardes y, con el mobiliario adecuado, puedes crear el espacio de descanso perfecto para que lo disfruten. Incluso puedes añadir algunas plantas para que el espacio sea más luminoso, verde y relajante.

Si tienes un balcón grande o una veranda, considera la posibilidad de instalar un columpio o colocar una mecedora. Además, asegúrate de utilizar muebles con el apoyo adecuado para la espalda y los brazos para que tu ser querido esté cómodo en todo momento.

Crea pasillos seguros

Para evitar saturar tu espacio con demasiados muebles, invierte en piezas mínimas que puedan contener lo esencial, como una mesilla de noche, una cómoda o una silla de lectura. Todo depende de su estilo de vida, así que asegúrate de que se adapta correctamente.

Recuerda que los muebles no deben obstaculizar su camino y tampoco deben estar demasiado separados, ya que no podrán equilibrarse cuando quieran utilizarlos. Si utilizas un bastón o un andador para desplazarte, retira las alfombras y moquetas a menos que estén bien sujetas al suelo y no le hagan tropezar.

A la hora de crear el dormitorio perfecto para las personas mayores, asegúrate de hacerlo de forma sencilla y útil, más que moderna y sofisticada. Esto incluye añadir una cama adecuada y algunos elementos esenciales que se adapten a sus necesidades y les hagan la vida más fácil y segura.