Hemos decidido resumir varios consejos para la decoración de una habitación de bebé en colores neutros; esto debido a que los tiempos han cambiado y las habitaciones para los más pequeños ya no están definidas por género. Dile adiós a las habitaciones para bebés definidas por acentos de color rosa y azul. Si bien estos aún pueden desempeñar un papel en el proceso de diseño, ciertamente no tienen que ser el punto focal de la habitación.

Cada vez más padres optan por cuartos neutrales con respecto al género, por varias razones. Algunos padres quieren que el género de su bebé sea una sorpresa hasta el nacimiento, o algunos padres simplemente quieren una guardería que no esté centrada en los colores tradicionales.

Hay muchas formas en que aún puedes crear un espacio hermoso pero neutral para tu bebé. La belleza de un habitación neutral en cuanto al género es su sutileza y su estética discreta.

Esto hace que sea una habitación mucho más cómoda para que mamá y papá también puedan pasar el rato.

Consejos para la decoración de una habitación de bebé

A menudo, los colores asociados con la decoración de una habitación de bebé pueden ser abrumadores, así que aquí te explicamos cómo hacer que los tuyos sean versátiles, con estilo y, a la vez, aptos para bebés.

Usa colores neutros de pintura

Las paredes de color gris claro con adornos blancos son un aspecto hermoso y elegante para cualquier habitación de bebé. Estos tonos apagados permiten que los acentos coloridos de la habitación resalten. Lo más importante, una vez que estés listo para transformar la habitación de un bebé a otra cosa, mantendrá su atractivo y versatilidad.

Las rosas y los azules pueden ser un poco abrumadores cuando se trata de los colores de las paredes, por lo que querrás atenerte a los tonos sobrios.

El lavanda y el melocotón también son excelentes opciones para una guardería, y tanto los niños como las niñas los aprecian. Independientemente de lo que elijas, asegúrate de que sea un color con el que tú (y tu hijo/a) puedan vivir durante mucho tiempo. Si esta sigue siendo su habitación durante la infancia, no querrás volver a pintar cada año.

Gris y blanco es tu mejor opción si realmente no deseas experimentar demasiado con las paredes, especialmente si planeas hacerlo con los muebles. Es sereno, de aspecto limpio y, sin duda, una de las últimas tendencias en paletas de colores interiores.

Ve a por una temática de animales

Claro, podrías optar por una bailarina o un tema de carreras, pero ¿y si tu hijo no está interesado en esas cosas? Un tema animal no solo ofrece una excelente oportunidad para aprender (el alfabeto, la ciencia, la naturaleza de otros seres vivos), sino que mantiene un gran atractivo.

Agrega algunos animales de peluche y elegantes calcomanías blancas con forma de animal a las paredes para arreglarlos. Las calcomanías son excelentes opciones para establecer un tema porque se pueden quitar fácilmente más tarde y ayudan a llenar el espacio de la pared vacía.

Si buscas mantener la paleta de colores grises en marcha, también hay una gran variedad para jugar aquí. Puedes elegir juguetes de animales grises, como hipopótamos, elefantes y focas.

Optar por los acentos plateados

La decoración es mucho más que los colores de las paredes y el mobiliario. Se trata de los pequeños acentos que colocas en las superficies que dan personalidad a una habitación. Los acentos plateados en la habitación de un bebé son un toque muy elegante y discreto.

Las tazas para bebé, los sonajeros, las alcancías y las estatuillas de plata son detalles hermosos que puedes personalizar como un recuerdo. Se ven hermosos en los estantes o mesas laterales, y siempre llaman la atención.

A diferencia de lo dorado, lo plateado se integra más suavemente con varios esquemas de color. También suele ser más asequible, un importante punto de venta para aquellos padres que están decorando con un presupuesto. Para algo un poco más sutil que la plata tradicional, el peltre podría ser una buena opción a considerar.

Abrazar la idea de los patrones

A los bebés les encantan los patrones y la repetición. Están fascinados por ellos. Usa papel tapiz gráfico en una pared de la habitación para crear una pared de acento. Puedes optar por un fondo de pantalla gráfico que contenga animales, nubes, paisajes o simplemente formas divertidas.

El empapelado es fácil y temporal, por lo que se puede cambiar fácilmente. También le da a la sala un sentido de diversidad y creatividad. Se espera un poco de un toque ecléctico en una guardería, por lo que definitivamente debes divertirte un poco.

Una alfombra con dibujos en el centro de la guardería también es una excelente manera de levantar la habitación y designar un espacio para juegos.

Incorporar tonos tierra

Las guarderías neutras en cuanto al género pueden ser muy atractivas, pero pueden volverse monótonas. Si estás buscando agregar toques de color y calidez, pero no sabe cómo hacerlo mientras se mantiene neutral al género, considera los tonos de la tierra.

Terracota, siena, ocre y umber, todos contienen pigmentos de color naranja y marrón que agregan profundidad a la habitación y le dan un aspecto atractivo.

Una pared de acento de madera u otros elementos de madera aportan un aspecto muy natural al cálido, y agregan color sin cambiar el tema general de la habitación. Una silla mecedora de madera, una mesa antigua o una cuna aún irán con un tema blanco grisáceo y traerán un componente rústico a una habitación por lo demás moderna.

El equilibrio es clave

No es necesario ensuciar un cuarto de niños con juguetes, figuras y toques infantiles. Un exceso de desorden y decoración distrae la estética general de la habitación. La clave para mantener un tema es permitir que el tema sea el foco de la sala con el menor esfuerzo posible.

Al igual que puede ir por la borda con rosas y azules, también puedes ir por la borda con neutralidad. Espolvorea un poco de color, y recuerda que menos es más. Si tus paredes y tu decoración son abrumadoramente blancas y neutrales, no tengas miedo de meterte en un cofre de juguetes de colores o un sillón ecléctico en la esquina.