Aprende, con simples consejos, lo que debes y no debes hacer cuando rentas una casa.

La elección de vivir en una propiedad de alquiler ofrece una gran libertad de reparaciones y mantenimiento. Por lo general, los inquilinos no son responsables de tareas como cortar el césped y solucionar problemas de plomería.

El alquiler proporciona comodidad e independencia, pero hay límites a lo que puedes hacer en una propiedad de alquiler.

Lo que debes y no debes hacer cuando rentas una casa

Si bien los detalles específicos pueden variar de un propietario a otro, estas son algunas de las cosas que se deben y no se deben hacer en general al alquilar una propiedad.

No te vuelvas loco con la pintura

Renting - paint

Asegúrate de obtener permiso antes de asumir cualquier proyecto de pintura. A los inquilinos les gusta decir: ‘Me voy del lugar mejor de como lo conseguí’, y algunos inquilinos podrían pensar que la pared de color rojo coral que pintaron es «mucho mejor». Sin embargo, esto rara vez es el caso, al menos no desde la perspectiva del propietario, a menos que las partes hayan colaborado de antemano. La mejor regla de oro para los inquilinos que desean cambiar las cosas durante su residencia es pedir permiso, y obtenerlo por escrito.

Sin embargo, puedes pintar tus muebles y objetos personales. De hecho, te sorprendería lo que puedes hacer con una lata de pintura en aerosol.


No dejes que tu espíritu verde se vuelva loco

Renting - customizing landscape

A veces, un inquilino piensa que la conversión del patio o jardin en un huerto es un uso mucho mejor del espacio. Sin embargo, la construcción de un huerto en el patio trasero, es sinónimo de aumento de la responsabilidad y los costos de seguro que representaba para los propietarios. Aunque, puedes cultivar algunas plantas (del tipo legal) en tu vivienda.


No hagas grandes renovaciones

Renting - consult with landlord

Cambiar las herramientas de tu gabinete es una forma de personalizar y mejorar tu cocina o baño. Sin embargo, asegúrate de consultar primero con tu arrendador. Caso similar sucede con el uso de artefactos o cuadros que pueden variar la apariencia de la casa drásticamente; sobre todo si se vincula cambios en la construcción.


No uses un martillo para todos tus proyectos.

Renting - decorating

La mayoría de los propietarios te permitirán colgar algunas fotos, y tú puedes colgar cortinas en barras decorativas. Aparte de eso, es importante considerar cuidadosamente cualquier idea de decoración que implique el uso de un martillo. En otras palabras, elimine esos pensamientos sobre el montaje de gabinetes en el baño; y como acabamos de decirlo: no hagas cambios drásticos.

Eso no quiere decir que no puedas decorar de otras maneras. Por ejemplo, si tienes dispositivos en blanco o negro, puede actualizarlos fácilmente. Considera aplicar cubiertas de electrodomésticos de acero inoxidable al lavaplatos y al refrigerador. Estas cubiertas vienen en variedades magnéticas y adhesivas y se pueden actualizar y transformar instantáneamente el espacio.


Ayuda a mantener la propiedad.

Renting - maintain property

Tu arrendador es responsable de las reparaciones, pero tú, como inquilino, eres responsable de informar a la gerencia cuando hay algo que está mal en tu vivienda. Ya sea que se trate de un grifo con fugas o una perilla rota de la estufa, debes informar estos problemas lo antes posible.

Si un pequeño problema se convierte en un gran problema y se considera un resultado de tu negligencia, por ejemplo, si tu casa tiene pisos de madera en la cocina y dejas que un lavaplatos que gotea los arruine, puedes ser responsable de las reparaciones.

¿Qué otras cosas que debes y no debes hacer con respecto al alquiler que has descubierto? Por favor, háganos saber en los comentarios.