¿Sabes por qué los pozos de cobre se han vuelto tan populares? Los pozos de fuego son la última combinación de exteriores y interiores. La llama al aire libre con el estilo y control de interiores brinda un ambiente único a tu hogar y puede transformar completamente tu patio trasero.

Las fogatas son perfectas para los meses fríos de invierno o para el verano, y se pueden utilizar durante todo el año. Agregan un nivel de intimidad a cualquier evento, lo que los convierte en uno de los accesorios para el hogar más buscados de 2019.

¿Qué es un pozo de fuego de cobre?

Antes de responder a esta pregunta, probablemente deberíamos comenzar por definir un pozo de fuego de manera más general. Los pozos de fuego son simplemente agujeros o estructuras que se construyeron para albergar una llama. Por lo general, se usan en tu jardín, pero ahora hay muchos pozos de fuego diseñados para ser usados ​​en interiores o incluso portátiles para que pueda cambiarlos.

La elección del pozo de fuego es bastante increíble y encontrarás una gran variedad de modelos que hay por ahí. En los últimos años, un tipo de pozo de fuego ha comenzado a destacar realmente; el pozo de fuego de cobre. Estos cuentan con un recipiente resistente para el fuego que se hace exclusivamente de cobre. A menudo hay rejillas metálicas que se extienden desde el tazón, pero eso dependerá del diseño específico. Las fogatas de cobre le permiten tener una llama contenida que se quema de manera segura sin ningún exceso de humo, esencialmente brindándole lo bueno sin lo malo.

Los mejores pozos de fuego

Hay muchos pozos de fuego diferentes disponibles en el mercado y puede que te resulte difícil incluso saber por dónde empezar. Hemos compilado una lista de los mejores pozos de incendio disponibles, incluidas sus características únicas, por lo que esto le dará una buena indicación de lo que está disponible.

Cuando se trata de elegir tu pozo de fuego, hay muchos factores diferentes a considerar. Si bien no podemos detallarlos, la siguiente lista brinda una idea de nuestras principales consideraciones para ayudar a reducir la búsqueda:

Combustible

Las fogatas albergan una llama y esa llama necesita combustible para arder. Hay tres tipos principales de combustible; madera, gas o propano. Si buscas un sonido y una sensación auténticos, entonces la madera es para ti. Ofrece el fuego crepitante y el suave humo que cabría esperar de un incendio. Alternativamente, el gas y el propano ofrecen más simplicidad sin escombros, sin cenizas y sin humo o humos con los que lidiar.

Permanente o portátil

La forma en que planeas usar tu pozo de fuego será un factor importante para influir en lo que buscas. Los pozos de incendio pueden construirse en una ubicación fija (generalmente afuera en tu jardín trasero) o en un pozo de fuego móvil. Los modelos móviles se pueden transportar alrededor de tu casa, dentro y fuera, lo que puede ser un gran beneficio para algunas personas. Si estás buscando un modelo portátil, generalmente estarás buscando materiales más livianos.

Material

Hay muchos tipos diferentes de pozo de fuego disponibles, incluyendo piedra, baldosa y metal, cada uno con sus propias cualidades. El cobre se destaca por nosotros en este momento y entraremos en más detalles en un momento.

Hay mucho que considerar cuando se trata de pozos de fuego, así que echemos un vistazo más de cerca a por qué los pozos de cobre se han vuelto tan populares.

¿Por qué los pozos de cobre se han vuelto tan populares?

El material de tu pozo de fuego es potencialmente el factor más importante al considerar qué tipo de pozo de fuego te conviene. Los tipos más comunes de materiales utilizados son losas, piedra, acero, hierro y cobre, pero en los últimos años el cobre se ha convertido en la opción más destacada.

La piedra ofrece una apariencia única, pero en general es demasiado pesada para ser práctica para el hogar o portátil de cualquier manera. Del mismo modo, el acero ofrece una buena estética, pero el peso tiene un inconveniente significativo. El hierro fundido se usa en pozos de fuego porque es más liviano que los otros metales, sin embargo, el hierro no es tan fuerte como las alternativas y, después de su uso, se dañará e inutilizará.

A diferencia de los otros materiales, el cobre ha demostrado ser muy versátil para pozos de incendio y tiene una serie de cualidades que lo distinguen:

Robusto

El material utilizado en un pozo de fuego estará sometido a una considerable tensión a través del uso. Dependiendo del tipo de pozo de fuego, pueden alcanzar temperaturas superiores a 1000 grados Fahrenheit. Esto es lo suficientemente caliente como para dañar incluso los materiales más resistentes.

Se ha demostrado que el cobre no solo soporta estos niveles de calor, sino que permanece intacto incluso cuando se expone durante largos períodos de tiempo. Esto significa que los pozos de cobre ofrecen longevidad y buen valor a largo plazo.

Flexible

El cobre no solo es robusto sino que es flexible, lo que lo hace adecuado para varios modelos diferentes. El metal se puede moldear en diferentes formas y diseños, lo que permite satisfacer mejor las necesidades del usuario. No solo perfectos para el diseño, los pozos de cobre son adecuados para todos los tipos de combustible y se pueden usar con madera, gas o propano.

Estilo

Los pozos de fuego se usaban tradicionalmente en los tiempos tribales antiguos para rituales y ceremonias, pero hoy en día ofrecen un estilo de lujo. Los fogones de cobre tienen colores diferentes disponibles para la mayoría de los modelos, lo que los hace destacar entre la multitud.

Asequible

Quizás la calidad más importante del cobre sea la naturaleza asequible del material. Si bien el cobre es duradero y versátil, no es particularmente caro. Esto significa que los pozos de cobre todavía tienen un precio competitivo sin la prima que puede provenir de alternativas. Estas cualidades han llevado a que se creen más pozos de cobre cada año y ahora hay una gran cantidad de opciones disponibles.