La decoración para la primera habitación de un bebé es una tarea emocionante. Hay muchas inspiraciones en línea para referirse, y puede ser un desafío decidirse por un tema o estilo de diseño para la sala.

También es difícil detenerte una vez que te embarcas en el viaje de decoración de la habitación.

Decoración para la primera habitación de un bebé

Por lo tanto, si planeas la decoración para la primera habitación de un bebé, aquí hay siete consejos para ayudarte a planificarla.

Agregar una alfombra

Las alfombras pueden cambiar una habitación. Las alfombras vienen en varios colores, texturas y estilos para que elijas, y estas piezas decorativas no siempre son costosas.

Incluso si tu habitación presenta un piso alfombrado, las alfombras pueden funcionar como una buena pieza de decoración. También puede retener más calor en el lugar, lo que puede ser útil para el invierno.

Para niños
Para niñas

Diseño vertical

Sin muebles a la altura de los ojos, la habitación puede parecer un poco desnuda. Si no te hospedas en un piso alquilado, tienes la libertad de instalar estantes de pared, cuadros y otros accesorios de pared.

Sin embargo, si no se te permite instalar estas decoraciones de pared, puedes utilizar piezas de muebles más altas para compensar los espacios de pared vacíos.

Intenta agregar lámparas de pie, una estantería de altura completa o cualquier otra estructura alta similar.

Para niños
Para niñas

Siempre debe existir coincidencia de colores

Intenta elegir una paleta de colores que te guste y mantenla. Te sorprendería lo increíble que puede verse una habitación si solo combinas los colores de tus muebles primero.

Intenta aplicar la misma paleta de colores a las pertenencias de tu bebé, desde el asiento del coche de tu hijo hasta los colores primarios de las imágenes que cuelga en las paredes. También puedes obtener algunas fundas de tela para asegurarte de que los muebles complementen mejor la habitación.

Tips de decoración para la primera habitación de un bebé

Elige artículos que sean fáciles de limpiar

¿Sabías que hay papeles tapices lavables? Te alegrará saber que existen tales cosas para cuando tu bebé comience a dibujar en la pared.

En una nota relacionada, trata de evitar colores y materiales que sean difíciles de limpiar. Donde sea posible, opta por muebles que tengan superficies fáciles de limpiar.

LEER MÁS: Cómo hacer la decoración del hogar apta para niños

Alternativamente, también puedes obtener muebles con fundas que puedes reemplazar. ¡Con estos muebles, será más fácil y más barato limpiar cualquier desorden que haga tu niño!

Usa decoración funcional

Agrega estantes que puedan funcionar como una estación de pañales, u obtén una cuna con espacio en la parte inferior donde puedas guardar los juguetes de tu niño. También puedes agregar piezas decorativas más pequeñas, siempre que tenga funciones adicionales.

Como ejemplo, puedes instalar ganchos decorativos en los que puedes colgar la ropa de tus niños pequeños. Las piezas más cortas de líneas de algodón también se pueden instalar con pequeñas pinzas para que cuelguen algunas prendas.

Incluso los estantes de pared pueden ser decorativos si sabes cómo pintar para que coincida con el tema.

Céntrate en la calidad, no en la cantidad

En lugar de instalar varios marcos de fotos, ¿por qué no instalar una placa más grande donde pueda fijar fotos y cambiarlas fácilmente con el tiempo?

Se pueden hacer muchas decoraciones de habitaciones aparentemente elegantes con un poco de esfuerzo y un mantenimiento mínimo.

Si las tablas de corcho no son lo tuyo, puedes intentar usar cuerdas de rafia y lindos clips para colgar algunas fotos livianas, artes e imágenes en la pared.

Considera compartir habitaciones temporalmente

Si ya tienes otro hijo, puedes considerar agregar otra cuna a la habitación para ahorrar algo de dinero. Es posible que ya hayas establecido un tema para la habitación de tu primer hijo, por lo que solo necesitas obtener una cuna a juego para preparar la habitación. Si tienes una habitación libre, puedes elegir un tema completamente diferente para esta nueva habitación o asignarle uno que coincida con el de tu hijo mayor. La decisión es tuya.